Tribunal de Arica acogió petición de la Defensa y en un mes la Fiscalía deberá entregar carpeta investigativa  completa e integra sobre el caso de Juan Carlos Quispe

Audiencia de cautelar de garantía JCQ

En la audiencia de cautela de garantía la Defensa alegó sobre una inconsistencia en la información de la carpeta de investigación del caso de Juan Carlos Quispe, acusado de asesinar a dos carabineros en el altiplano de nuestro país, lo que vulneraría los derechos y garantías de todo ciudadano investigado por un delito.   

A partir de la audiencia de cautela de garantías que presentó la Defensoría Penal Pública de Arica, a raíz de la inconsistencia y la naturaleza de los antecedentes de la investigación que se entregaron por parte del Ministerio Público a la defensa en la carpeta investigativa del caso de Juan Carlos Quispe, boliviano acusado de asesinar a dos Carabineros en el Altiplano de Chile, la jueza de Arica, Gabriela Abusabal Chacoff, ordenó a la Fiscalía entregar de forma íntegra la carpeta investigativa a la Defensa para así resguardar las garantías del imputado y de la investigación.

“Para este Tribunal es muy grabe que exista una nueva foliación. No puede haber foliación y cambios de foliaciones, eso es una infracción a las garantías constitucionales y también es una infracción a la Ley Orgánica Constitucional del Ministerio Público, no pueden cambiarse los folios porque el fiscal titular lo desea. Los folios deben mantenerse desde el inicio de la investigación, hasta la audiencia de juicio oral para que la defensa tenga certeza jurídica de los antecedentes que mantiene el Ministerio Público”.

Además la magistrado agregó, “por lo tanto el tribunal no va aceptar las objeciones, ni alegaciones realizadas por el Ministerio Público, ya que se ha atentado contra las garantías del imputado y del debido proceso, se ha atentado también contra los tratados internacionales establecidos en el artículo quinto, inciso segundo de la Constitución Política del Estado”.

La magistrado aclaró que habiendo graves deficiencias en la entrega de la carpeta de investigación “en la cual la foliación debe ser la misma desde el inicio hasta la sentencia de carácter absolutoria o condenatoria”, el Tribunal de Arica ordenó al Ministerio Público entregar la carpeta en su original, dándole un mes para ello, y fijo nueva día y hora de audiencia de cautelares de garantía para verificar dicha información, “para que se entregue la carpeta como corresponde”, expresó en audiencia.

DEFENSA

Al referirse la defensa a esta audiencia de cautelas de garantías, sobre la naturaleza de los antecedentes de investigación uno de los defensores, Rodrigo Torres Díaz, explicó que el 10 de julio se entregaron los ocho tomos, que consta de toda la investigación que se acumuló estos dos años contra Juan Carlos Quispe.

“Al revisar esta carpeta, con la copia que nos habían entregado antes, no era la misma carpeta. No era el mismo documento de página o folio 2093, que la página 2093 de la nueva carpeta. Por eso es la foliación, para evitar la introducción de nuevos documentos”.

El defensor penal público agregó, “la defensa tiene el derecho de ir a juicio conociendo todos los antecedentes de la carpeta, no sólo eso, sino todo lo que se ha investigado, y si algo varió, que dieran cuenta de eso. Todo documento que entra en la carpeta investigativa debe mantenerse ahí, hasta los errores se mantienen en la carpeta y no pueden sacarse. Estos son finalmente los antecedentes que se presentaron en el tribunal, donde se compararon las fotografías de las dos carpetas con el mismo folio, y no es el mismo documento”, dijo el defensor de la causa Rodrigo Torres.

La defensoría por un tema de especialidad dividió la causa en dos materias; la acusación de robo en lugar habitado pertenece al defensor Rodrigo Torres, y la defensa por el delito de homicidio está a cargo del defensor Raúl Gil, el cual explicó sobre la prueba que demuestra la inocencia de Juan Carlos Quispe.

“Tenemos el documento que emana del Ministerio de Defensa de Bolivia donde nos señala con bastante precisión que el señor Juan Carlos Quispe Chacolla, el día 22 de enero del 2015, fecha de muerte de los Carabineros, se encontraba haciendo el servicio militar en Bolivia, y ese documento -que le costó mucho a la defensa su obtención- fue legalizado debidamente, el mismo documento fue pedido hace más de un año  a la Fiscalía para que hiciera estos trámites, y no fueron capaces de hacerlo”.

Además agregó que la defensa está muy convencida sobre la inocencia de Quispe, y que este no disparó a los Carabineros ya que, “no sólo existe este documento que acredita que se encontraba haciendo el servicio militar en esa época, sino que además existen todas las pruebas científicas, me refiero a los exámenes de ADN, lo cual comparados con los encontrados en el lugar del suceso, excluyen la participación de Juan Carlos”.

Por otra parte agrega que, “otra prueba científica son los peritajes que se hicieron a los rifles que se le atribuyen a los que él habría tenido en Bolivia, y se excluye que de esos rifles salieron las balas que dieron muerte a los Carabineros. Y finalmente no existe otra prueba incriminatoria contra Quispe Chacolla que la declaración tomada a esta persona en Putre, luego de muchas horas de detención, completamente ilegal, luego que no había dormido, no había comido, no había tenido ninguna asistencia médica”, concluye el defensor.

La nueva audiencia de cautela de garantías se fijó para el 6 de septiembre a las 08:30 horas, donde se verificará el cumplimento de la decisión que ha tomado Tribunal de Arica y ahí se verá si efectivamente se podría fijar audiencia de preparación de juicio oral de uno de los casos más connotados de la región.