TRAEN A ARICA RELIQUIA DE LA FUNDADORA DE LA CONGREGACIÓN HIJAS DE SANTA ANA

Madre Rosa Gattorno está siendo postulada para ser santificada por sus milagros

En el marco de la celebración de los 125 años de presencia en Chile de la Congregación Hijas de Santa Ana, llega a Arica una valiosa reliquia de su fundadora, Madre Rosa Gattorno ( 1831- 1900).

La valiosa pieza, que ha peregrinado por numerosos países, llegará a la ciudad el próximo lunes 08 de octubre y permanecerá hasta el miércoles 10. Será exhibida y venerada en la Capilla Madre Rosa, ubicada en el cerro La Cruz, como también en el Colegio Santa Ana.

Las religiosas Hijas de Santa Ana y el Movimiento de la Esperanza Rosa Gattorno, con inmensa alegría y gratitud, han organizado una serie de actividades, entre preparativos para su recepción como asimismo actos tendientes a fortalecer y acrecentar la fe cristiana, como hijos de la Iglesia y de la familia de Santa Ana.

MADRE ROSA GATTORNO

La madre Rosa Gattorno fundó la Congregación religiosa de la familia Santa Madre de María Inmaculada.
Nació en Génova el 14 de octubre de 1831, de una familia de condición económica acomodada, de buena posición social y de profunda formación cristiana. Fue bautizada el mismo día, en la Parroquia de San Donato, con el nombre de Rosa María Benedetta.
En el padre Francisco y en la madre Adelaida Campanella, ella como sus otros cinco hermanos, encontró los primeros formadores esenciales de su vida moral y cristiana.
A los doce años recibió la confirmación en Santa María de las Viñas, de manos del Arzobispo Cardenal Plácido Tadini.
Fue ordenada religiosa el 26 de julio de 1867 y el 8 de abril de 1870 ejerció su profesión junto con otros doce religiosos.
En la ciudad de Piacenza, Italia, fundó el Instituto de las Hijas de Santa Ana, para ponerse al servicio de la comunidad. En 1866, el Papa Pío IX dijo a Madre Rosa acerca de su instituto que ella había fundado: “El Instituto se propagará rápidamente como el vuelo de una paloma por todas partes del mundo.”
Afectada por una inesperada enfermedad, Madre Rosa se agravó rápidamente. Sometida a duras pruebas de penitencia frecuentes y extenuantes viajes, una intensa correspondencia epistolar, preocupaciones, su físico no pudo más. El 4 de mayo recibió el sacramento de los enfermos y dos días después, el 06 de mayo, a las 9 de la mañana, cumplido su peregrinaje terreno, se extingue santamente en la Casa General.
La fama de santidad, que ya había irradiado en vida, irrumpe en ocasión de su muerte, creciendo ininterrumpidamente en todas partes del mundo.
Actualmente, acuden a la ciudad de Piacenza muchos jóvenes que desean seguir la vida religiosa. Solo orando y rezando a Rosa Gattorno.
Su carisma se ha difundido en la Iglesia con el surgir de otras formas de vida evangélica. Hermanas de vida contemplativa, Asociación religiosa de vida sacerdotal, Instituto Secular y Movimiento eclesial de laicos, activamente operantes en la Iglesia en casi todas partes del mundo.
El 09 de abril del año 2000 fue beatificada por S.S. Juan Pablo II.
Cabe mencionar que la Congregación Hijas de Santa Ana en Italia está presentando toda la documentación necesaria para que Madre Rosa Gattorno sea elevada a los Altares por la Iglesia Católica, reuniendo todas las pruebas y milagros para que ella sea reconocida como Santa.