Obispo Héctor Vargas “No tengo palabras para agradecer tanto amor, tanta paternidad”

Con la presencia de diversas agrupaciones y autoridades, se realizó la misa en conmemoración por la muerte de Federico Cárcamo Morán, padre de mons. Héctor Vargas Bastidas,quien falleció el pasado sábado 5 de mayo.

 

“Todos pensamos que estamos preparados para un momento como este, sin embargo nunca lo estamos”, con estas sentidas palabras, Monseñor Héctor Vargas Bastidas inició  la misa que celebró la pascua de su segundo  padre,  quien -como confidenció el obispo-, guarda una particular historia.

“Hablar de Federico -mi padre- es hablar de una hermosa historia de amor. Mi padre debería haber estado locamente enamorado para casarse con mi madre, viuda de tres hijos y más aún hacerse responsable de todos cuando después de 8 años  de casados nuestra madre nos dejaba en este mundo”, con estas palabras, Monseñor Bastidas llegó profundamente a los feligreses.

En un ambiente de dolor y paz agradeció a quienes se hicieron presentes y expresaron su  gran cariño y estima en un momento tan difícil como es la pérdida de un ser querido. Igualmente con voz temblorosa manifestó su  gratitud a quien le brindó tanto amor y paternidad. “Pareciera ser que cada día cuesta más encontrar padres de verdad, padres que den la vida por sus hijos. Se siente la ausencia”, reflexionó el obispo de Arica.

La misa culminó con una oración y una eucaristía en nombre de Federico Cárcamo Morán, su padre,  tras cumplir una semana de fallecido.