Claudio Borghi mostró su lado humano con albergados de Azapa

Municipalidad de Arica gestionó ante la ANFP la entrega de entradas gratuitas para las personas damnificadas por el desborde del río San José que aún permanecen hospedados en la Villa Albergue a la espera de una solución definitiva.

Bastante emotivo y muy conmovedor fue el momento que se vivió en el Estadio Carlos Dittborn, cuando el entrenador de la Selección Chilena de Fútbol, Claudio Borghi, acompañado del alcalde (s) Osvaldo Abdala, saludó con mucho afecto a medio centenar de niños y adultos que se encuentran albergados en la Villa Olímpica municipal, tras haber perdido sus casas y todas sus pertenencias con el desborde del río San José hace más de una semana.

Después del entrenamiento del equipo, el estratega de la “roja” mostró su faceta más humana al entregar su solidaridad, afecto y ánimo a los damnificados, con quienes compartió varios minutos, firmando autógrafos y tomándose fotos con todos ellos.

Asimismo, los albergados recibieron entradas de regalo para ver mañana miércoles el partido que enfrentarán las selecciones de Chile y Perú, gracias a una gestión de la Municipalidad de Arica y la Asociación Nacional de Fútbol Profesional, con la finalidad de obsequiarles un momento de esparcimiento entre todo el dramatismo que están padeciendo.

Claudio Borghi se mostró sorprendido y emocionado con todo el cariño que le expresaron chicos y grandes, y manifestó “estar al tanto de lo sucedido con ellos”.

El alcalde Abdala señaló que “nos ha conmovido su sentido humano, la posibilidad de mostrarse tan afectivo con las personas que hoy día han estado acá. Eso da cuenta que tenemos un tremendo líder dirigiendo nuestra selección. Estuvo compartiendo largos minutos con ellos y entregándoles su solidaridad, compartiendo con los más pequeños, con las personas que también le han mostrado toda su admiración. Ha sido un espacio muy gratificante y conmovedor”.

El jefe comunal reconoció el gesto de la ANFP y puntualizó que “le hemos dado una gran sorpresa a todos los albergados, que mañana van a poder venir a presenciar este partido, van a estar en tribunas y eso nos alegra mucho, porque en un momento de tanto dramatismo ellos puedan tener también unos instantes de felicidad”.